Olvida lo aprendido y atrévete a soñar

Hace unos días leía en el Blog de Vicente Castellano una pequeña reflexión, titulada ¿Estudiar garantiza tú futuro?, en la que su autor, por un lado, parecía reducir el éxito a encontrar trabajo, y, por otro, y centrados en encontrar trabajo, deduzco que venía a concluir que estudiar no es lo importante para encontrar trabajo. ¿?¿? No seré yo el que diga que lo más importante es estudiar, pero su razonamiento es excesivamente simplista.

Sobre la educación

Sobre la educación

En primer lugar, identifica futuro con encontrar empleo, y, segundo,  reduce el concepto “estudiar” a la mera transferencia de conocimientos.

 El futuro pasa por emprender

El futuro pasa por asumir uno su futuro, es decir, por plantearse la carrera personal y profesional y tratar día a día de desarrollarla cumpliendo objetivos. En ningún caso, ser “dependiente” de un empleo, y pensar que tenemos el “cojoempleo” o el empleo de nuestra vida. Eso ya no existe.

Antes de continuar, quiero recalcar e insistir que nunca a nadie le diré que no estudie, pero sí le aconsejaré que tampoco se siente a escuchar vulgaridades, rollos de profesores incompetentes, mejor, inadecuados, que se limitan a ganarse la vida porque pasaban por allí. Y de eso hay mucho, a todos los niveles del sistema educativo, incluída la Universidad. Lo digo con conocimiento de causa.

Estoy de acuerdo en que se valoran las actitudes, pero porque se dan por supuestos los conocimientos. Por ejemplo, puedo necesitar un directivo con ciertas actitudes para que se coma el mundo, pero ha de tener ciertos conocimientos de macro, micro, o ciertas técnicas, como estudios de mercado, o contabilidad, o lo que sea.

Rafael Sánchez, consultor y socio-director del grupo SIG, en el nº 375 de la revista del COEV, señalaba las competencias más demandadas por las empresas:

Adaptabilidad, compromiso, creatividad, capacidad para tomar decisiones, anticipación, habilidad para evaluar problemas y proponer soluciones, autonomía, trabajo en equipo, etc.

Gary Hamel en “reinventando el management del siglo XXI” venía a decir que el conocimiento, hoy, es una commodity y se encuentra en cualquier parte del mundo. No es una ventaja competitiva sostenible. Lo que nos puede diferenciar, o, lo que marca la diferencia, son la iniciativa, la creatividad y el entusiasmo. Esta es la cuetión, y esto no se aprende en la Escuela.

Respecto al sistema educativo o el concepto de estudiar

Lo que tengo claro es que este sistema educativo no sirve para casi nada porque lo óptimo es que uno haga las cosas que le gustan cuando quiera. La eficiencia y la eficacia están vinculadas al deseo y la voluntad y eso, hoy, no lo crea el sistema. La obligatoriedad de la educación que es un avance social importante, particularmente, en el ámbito de la igualdad de oportunidades no se puede convertir al mismo tiempo en un arma de tortura para muchos jóvenes, particularmente, del sexo masculino, que no ven en esa etapa de su vida un interés especial por la educación.

Es decir, yo no sé si nosotros podemos vincular o no la educación con el éxito, pero, hoy, muchos jóvenes no lo ven así y les resulta un suplicio estudiar.

Pero, ¿estudiar?, ¿estudiar cómo?, ¿estudiar qué?  El Ministro de Educación, Gabilondo, el otro día hablaba de flexibilidad. Pues sí, de eso hace mucha falta. Pero las estructuras del sistema educativo son muy pesadas y muy difíciles de mover.

Flexibilidad para el qué, el cómo, y el cuándo, como mínimo. Sobre este tema seguiremos hablando.

La revolución de Mayo del 69 decía Olvida lo aprendido y atrévete a soñar. Dicen que la educación es lo que queda cuando olvidas lo aprendido en la escuela. En fin, todas esas cosas y muchas más.

Lo que más me ha servido en mi vida ha sido haber vivido durante 10 años en Colegios Mayores Universitarios. Creo que el conocimiento aprendido ha sido escaso, aunque he de reconocer que me ha estructurado la mente.

Anuncios

2 Respuestas a “Olvida lo aprendido y atrévete a soñar

  1. En el Mayo del 68, también se dijo:
    * Soyez réalistes, demandez l’impossible.
    Sé realista, pide lo imposible.

    Un homme n’est pas stupide ou intelligent, il est libre ou il n’est pas.
    Un hombbre no es estúpido o inteligente, es libre o no lo es.

    On achète ton bonheur. Vole-le.
    Quieren comprar tu felicidad. Tú róbala!

    * Sous les pavés, la plage !
    Debajo del empedrado, está la playa!

    Il est interdit d’interdire.
    Prohibido prohibir.

    Al final, y de algún modo, todo eso tiene también mucho que ver con la Libertad, el Desarrollo; en definitiva, con la Educación.

    Gabriela

  2. Pingback: La educación determina el empleo ¿? según Joaquín Estefanía « Hablar por no callar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s